Cómo preparar la maleta, todas las recomendaciones sobre cómo preparar tu equipaje para viajar

Cómo preparar el equipaje

No es fácil responder a esta pregunta. Y realmente es una de las cosas que siempre nos angustia más antes de viajar: Cómo preparar nuestro equipaje, mochila, bolsa de mano o maleta que facturar… Y siempre las mismas cuestiones: lo llevaré todo, pesará más de lo permitido, hará frío o calor,  lloverá, podré subir al avión con esto o aquello…

Kitcasse para responder a esa pregunta que te vienes haciendo ¿Qué necesito para preparar mi equipaje?. Kitcasse está pensado para tratar de ayudar con ello, disminuir gran cantidad de esas incertidumbres y que solo te tengas que preocupar de elegir la ropa. No es fácil responder a todas esta respuestas pero aquí van una serie de consejos por si ayudan.

Qué necesito saber para preparar el equipaje

Si además quieres saber más sobre cómo preparar tu equipaje para subir al avión y cuáles son las 10 mejores maletas de cabina

Maleta o mochila. ¿Y el tamaño?

La maleta de Kitcasse

Elige bien la maleta (dimensiones y peso son fundamentales). Preparar tu equipaje y elegir tu maleta siempre dependerá del viaje que vas a emprender, además de los días de viaje, del tipo de viaje que estás pensando.

No es lo mismo un viaje a un destino de sol y playa donde la ropa que habitualmente vas a usar es muy liviana que un viaje a la nieve donde la ropa de abrigo ocupa un montón.

Según el tipo de aventura que llevas entre manos también tendrás que elegir entre una mochila para lugares donde el firme del suelo no permite las clásicas equipajes con ruedas, o una maleta con ruedas si las condiciones lo permiten. Si tienes que cambiar mucho de lugar en tu viaje o si no, también es importante tenerlo en cuenta.

En caso de que viajes en avión y busques una maleta de mano de las dimensiones establecidas para viajar en cabina, te aconsejamos maletas siempre rígidas. Aquellas de tejidos más flexibles permiten llenarlas más y acabarás teniendo problemas con las dimensiones y seguramente con el peso.

Quieres aprender más cosas acerca de cómo elegir la mejor mochila. Las tallas, los pesos, las formas, etc y cuáles son las mejores

Llena tu maleta solo con lo necesario

Evita los «por si acaso» al rellenarla. Es fácil caer en la tentación de echar algo más por si hace falta. Es esa prenda que, os lo decimos por experiencia propia, terminará de vuelta sin haber sido utilizada. Es mucho mejor pensar bien que ropa necesitas y llevar solo la necesaria.

Piensa siempre en los lugares que vas a visitar y el tipo de viaje que llevas entre mano. Si va a necesitar alguna prenda para vestir, si todos los días serán de trekking si vas a sudar mucho y precisarás cambiar mucho tu ropa.

Sobre todo acuérdate de que la ropa que eliges combina una con el resto y que solo con ir cambiando esas combinaciones parecerá en tus fotos que llevas un montón de ropa.

Otra cosa, recuerda que siempre, o casi siempre, encontrarás lo que te falta en destino. Si en un momento dado necesitas una prenda más, dedícale un rato a las compras y seguro que lo que traigas acabará siendo una de tus prendas favoritas (que compraste en tal lugar…)

Prepara el equipaje solo para una semana

La ropa necesaria para preparar tu equipaje

Tal vez te sorprenderá pero te aseguramos que si te acostumbras a esta regla en todos tus viajes no te equivocarás nunca. No llenes la maleta con ropa para más de una semana, acaba siendo un engorro llevar ropa para más tiempo y seguro que en tu viaje tienes opción de lavar la ropa que te haga falta.

Encontrar una lavandería es más fácil de lo que parece, en casi cualquier lugar del mundo y en la mayoría de alojamientos ofrecen la posibilidad de echarte una mano con esto.

Evidentemente no hace falta ser totalmente estricto con ello pero si tomas como referencia esa semana de viaje te darás cuenta de que siempre viajas cómodo con tu equipaje ya sea para un mes ¡o más!

Presta atención a como doblas la ropa

Doblar la ropa «en rulos» aumenta la capacidad de tu maleta de una manera que ni imaginas. Nunca pensaste que cabían tantas prendas en ese espacio y, lo mejor de todo, si lo hace bien, al llegar verás que toda tu ropa sale como recién planchada.

Un consejo añadido: hazte con esas bolsas de llevar equipaje que permiten comprimirlas. Hay algunas en las que incluso puedes hace el vacío para que ocupe todavía menos espacio. Con ese tipo de organizadores podrás meter tus camisetas en muy poco espacio y siempre estarán localizadas y ordenadas. Además no se mezclan los olores de las prendas ya usadas…

Dona tu ropa durante el viaje

La ropa que vayas a desechar el próximo año puede aprovecharse para «no volver». Depende en muchas ocasiones del tipo de viaje que vas a hacer pero, al igual que es resto de consejos, puede ser útil en la mayoría de casos.

Seguro que tienes por casas alguna camisa u otro tipo de prenda que está cayendo en desuso y que has pensado más de una vez en retirar. Aprovecha y llévala a su último viaje. Podrás utilizarla y deshacerte de ella en tu destino. Aunque pienses que no, hay mucha gente que la aceptará de buena gana en muchos países, lugares donde no es tan fácil comprar ropa.

Tu volverás con menos peso, incluso con espacio si quieres traer de vuelta algún recuerdo, habrás ayudado al planeta reciclando y dándole más vida a esa prenda y, lo que es más importante, hiciste feliz a alguien con tu regalo.

Elige bien lo que llevas

Ya te hemos dado pistas, pero no cuesta nada parar unos minutos y pensar en lo que llevas. Piensa siempre en que combinar la ropa no es tan difícil.

Esa rebequita ponible que va con todo y que igual sirve para subirte al avión (el empeño que tienen en bajar la temperatura de cabina) que para una noche que quieres salir de cena a un restaurante.

Un pantalón desmontable que sirve tanto para una ruta de día cuando el calor aprieta y prefieres el pantalón corto como para la noche cuando la temperatura cae y solo tienes que sumar las perneras.

O piensa en un vaquero que siempre va bien con todo, un calzado cómodo que igual sirve para un buen pateo que para entrar en cualquier sitio.

Nunca menosprecies los colores…

La ropa combinada a la hora de preparar el equipaje

Echa siempre una muda "abordo"

Si facturas tu equipaje, lleva siempre a mano «una muda limpia». Parece mentira pero no es infrecuente la pérdida de equipajes en los vuelos. Cuando las escalas en los aeropuertos son cortas en ocasiones tu llegarás al enlace pero tu equipaje no. En otras ocasiones y aún con escalas largas, nunca llegará a destino en el día previsto.

Los aeropuertos son enormes ciudades y el porcentaje de pérdidas es escaso, pero y si te toca a ti. Normalmente en uno o dos días tendrás tu maleta en destino pero mientras tendrás que pelearte con tu seguro y buscarte la vida.

Así que no está demás en vuelos largos y sobre todo con escala, llevar algo de equipaje con lo básico para poder pasar el primer día al menos.

Un secreto: si voláis con KLM hacia Asia (cosa frecuente porque los precios y la compañía merecen siempre la pena), la escala habitual será Amsterdam y el macro aeropuerto de Schiphol. Que no llegue tu equipaje al enlace tambie´n es frecuente…

No dejes espacios "muertos" en la maleta

Aprovecha bien los huecos (el interior del calzado es todo un mundo). Si vas a llevar algo de pequeña electrónica, alguna bisutería, relojes… el espacio que queda dentro de un calcetín bien plegado es ideal para que vaya protegido pero si además pones ese calcetín dentro de un zapato… De repente multiplicas casi sin querer la capacidad de tu maleta.

Hay mil recovecos y nada como entretenerse en buscarlos y llenarlos. ¿Acaso nunca te gustaron los puzzles?

Ojo con los líquidos y el equipaje

El galimatías y la gran pregunta: Cuántos líquidos y cómo llevarlos. La ley en este sentido es muy clara y no se puede subir a un avión líquidos que no vayan en bolsas de plástico.

Los recipientes de líquido deben tener un máximo de 100 ml y en ningún caso debes llevar más de 10 envases.

Un consejo: si te dicen que los saques en los controles, sácalos. Estamos cansados de ver como la gente intenta colarlos por pereza y de oir aquello de “yo nunca los saco”. Seguramente si buscas el conflicto en una eropuerto lo acabarás teniendo y la verdad es que cuesta bien poco si los dejas en un lugar accesible de la maleta.

Que tienes que saber acerca de la electrónica y los medicamentos

Las medicinas en el equipaje

Tus aparatos electrónicos siempre deben viajar en un lugar de fácil acceso y en el equipaje de mano. Evitarás daños en el equipo que lleves, no podemos decir que las maletas se traten con cuidado en las cintas de entrega o recogida o a la hora de cargarlas en bodega, así que mejor lleva tu electrónica contigo.

También es recomendable que tu electrónica sea fácilmente accesible para las revisiones en los controles de aeropuerto.

Recuerda, no puedes facturar ninguna batería de ningún aparato electrónico.

Respecto a las medicinas la cosa se complica según el país al que vayas a viajar. Destinos como Australia o Nueva Zelanda son muy estrictos a la hora de revisar tu medicación y será necesario que todo vaya en sus cajas y con los prospectos. Además, en muchos casos vas a necesitar un certificado médico con la medicación que llevas, mejor si es en inglés…

En general te recomendamos facturar la medicación junto al equipaje y así te evitas las explicaciones en los controles de seguridad salvo que sea medicación totalmente imprescindible que debe viajar contigo (antihipertensivos, insulina, antiepilépticos… cualquier tratamiento crónico). Para los clásicos omeprazoles que echas para ir a India o México, los antidiarreicos de Egipto o el ibuprofeno de viaje a Cuba… factúralo.

¿Alguna cosa más? KITCASSE

Y por supuesto no olvides de llevar el Kit de viaje de Kitcasse que más se adapta a tu tipo de viaje. Todos esos accesorios que vas a necesitar y de los que no te tienes que preocupar: un adpatador de corriente, un paraguas de viaje, unas chanclas, un set de viaje, un bidón de agua o un termo…

Recuerda que solo con pedirlo online te lo enviamos a tu domicilio en 48-72 horas e incluye nuestra guía personalizada Kitcasse al país al que te diriges. Solo tendrás que cerrar tu maleta y…

¡Que comience la aventura!

Dinos adónde viajas, con quién y la fecha de tu viaje y te mandamos a casa tu kit de viaje con todo lo necesario y tu guía personalizada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra